Contacte con nosotros

Consejos de mudanzas

Cambiarse de casa hace mucha ilusión, pero también hay que enfrentar ciertos problemas (tramites, permisos, el embalaje, la ropa, la vajilla, los juguetes, notificaciones de cambios de domicilio, etc.) Una mudanza sin organización puede ser caótica y llena de imprevistos terminando exhausta y con los nervios alterados. Sí planifica de antemano con una correcta organización y coordinación, estará relajada y soñando con su futuro en la nueva vivienda.  
 
Consejos básicos para una mudanza:

1º) Qué llevar a la casa nueva:

En función al nuevo hogar hay que elegir los muebles que se llevaran y cuales quedaran en la vieja casa con el nuevo propietario o se destinaran a alguien que los necesite. No olvide verificar si las dimensiones de los electrodomésticos (lavadora, nevera, etc.) se adaptan en la casa nueva. Las habitaciones cada vez las hacen más pequeñas, tome las medidas para saber si le caben ambas mesillas después de colocar la cama. Luego, al llegar a casa comience a seleccionar la ropa, cosa innecesarias y todo lo que no quiere más. Así no llevará a la casa nueva, cosas que no le interesa conservar. Otra opción es vender los muebles que no le interesan y sacar algún dinerito.

 

2º) Como seleccionar que llevar:

La mudanza no significa trasladar todo lo que poseemos en la casa. Seleccionar y separar lo que no se llevara. Regalar las cosa innecesarias que no interesan a alguien que lo necesite y sino sacar fuera y llamar al ayuntamiento. Cuando llega el momento de mudarse y comenzamos a embalar nos damos cuentas de la cantidad de cosas que fuimos acumulando a lo largo de los años y que ni siquiera utilizamos. Todo lo que no se ha usado en últimos 6 meses o si quiere un año, no se usara más, déjelo. Lleve lo menos posible a su nueva vivienda.

 

3º) Toda la familia a embalar:

Si es usted y su familia son quienes embalaran, dos semanas antes del día de la mudanza solicitenos las cajas y se las acercaremos a su domicilio.

 

4º) Planificar el embalaje:

No guarde un poco de cada cosa y al tun-tun. Lo mejor es embalar cuarto por cuarto, hay que numerar las cajas y también puede poner un color especial para distinguirlas de las cajas de otras habitaciones. No olvide realizar el inventario de cada caja. Identifique con color y en varias caras las que contengan objetos "Frágiles".

 

5º) Como embalar:
  • Para los artículos más pesados como los libros, utilizar cajas pequeñas que se puedan transportar o mover con facilidad.
  • La vajilla hay que embalar por separado y con mucho cuidado. Los platos hay que embalarlos con papel y colocarlos dentro de la caja de forma vertical, por que son más resistentes frente a los golpes. Luego rellenar los huecos con papel de periódico arrugado. Las copas hay que envolver una por una en papel y guardarlas tumbadas. Marcar en la cinta adhesiva blanca que se les facilita en la caja.
  • Las cintas adherentes para precintar las cajas, no hay que usarla directamente sobre los muebles, luego costará mucho sacar el pegamento y puede estropear los acabados.
  • La ropa se guarda en cajas armarios para ropa de percha y el resto en cajas.


MAPA DEL SITIO | AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE DATOS | POLÍTICA DE COOKIES



Valid XHTML 1.0 Transitional acceso válido


Diseño web por:

Kiaranet.com - Diseño web en Navarra